Las intervenciones que se hacen en el equipo o instalación cuando ya se ha materializado la avería. Se realiza el cambio de la pieza o partes requeridas para después devolver el equipo a su estado operativo habitual.

OBJETIVOS:

  • Garantizar la seguridad de los equipos y/o instalaciones para el personal.
  • Reducir la gravedad de las averías
  • Reducir los costes que se derivan del mantenimiento, optimizando los recursos.
  • Mantener los equipos en condiciones de seguridad y productividad.
  • Alargar la Vida Util de las instalaciones y equipos.
  • Mejorar los procesos.